Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Cómo funcionan los coches inteligentes y cómo podrían prevenir millones de accidentes anualmente

Cómo funcionan los coches inteligentes y cómo podrían prevenir millones de accidentes anualmente

Los principales responsables de los accidentes que matan a cientos de miles de personas cada año no son coches defectuosos ni malos caminos, sino que errores y falta de criterio por parte de los conductores.

Si temías que coches sin chofer que vienen impulsando compañías como Google te pongan en riesgo, deberías sentirte aliviado, ya que este tipo de vehículo harán nuestros caminos mucho más seguros. A continuación te contaremos cómo.

Distracciones, consumo de alcohol, hablar por móvil o enviar WhatsApp, las causas para los errores humanos son diversas y, las máquinas robóticas que evalúan los movimientos de los automóviles sin chofer, no se distraen.

Por cada diez mil errores cometidos por un conductor humano, un vehículo que funciona mediante órdenes tecnológicas cometerá sólo uno. Imaginen la cantidad de vidas que se pueden salvar a medida que los coches sin conductor se hagan más comunes en las calles y carreteras de todo el mundo.

Tecnologías seguras y baja en accidentes

Estudios realizados por el Instituto de Engineering and Technology de Stevenage, en el Reino Unido, nos pintan un panorama optimista acerca de lo que será el futuro de los vehículos que circulen por las calles en los próximos 15 años.

Gracias a la precisión de la robótica e inteligencia artificial de los vehículos sin conductor, las posibilidades de cometer errores serán mínimas, disminuyendo así no sólo los accidentes entre automóviles, sino que también aumentando la seguridad de los peatones.

Los vehículos sin conductor, están alimentados en tiempo real con información proveniente de mapas, sensores y cálculos inteligentes basados en algoritmos cada vez más precisos.

La eficacia de este tipo de transporte, que podría funcionar tanto en vehículos privados como de transporte público, será mucho mayor una vez que aumente su número y puedan comunicarse entre ellos.

Según los expertos, los avances tecnológicos para evitar errores por parte del conductor no se quedan sólo en eliminarlos.

Los vehículos, por ejemplo de alguien que está aprendiendo a conducir o de una persona de edad, podrán ser programados a distancia para activar funciones automáticas, limitar la velocidad que pueden alcanzar y dar asistencia cuando sea necesario.

Eso sí, queda una gran interrogante. ¿Qué harán los coches sin conductor en caso de tener que tomar una decisión ética? ¿Preferirán chocar con un pasajero a bordo para salvar a un peatón o, sacrificar al peatón para evitar una colisión que pueda dañar al pasajero?

Un tipo de decisiones que no se pueden realizar con máquinas, ya que estas no tienen conciencia.

Fuera de esto último, los coches sin chofer que ya circulan por algunas ciudades en los Estados Unidos, pueden ser la respuesta para terminar con una de las causas de muerte más comunes en el mundo: Accidentes automovilísticos.

Fuentes: https://www.vix.com/es/btg/tech

Dejar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.