Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Foldimate, la máquina que dobla la ropa en cuatro segundos

Foldimate, la máquina que dobla la ropa en cuatro segundos

Doblar la ropa, planchar… Para que no tenga que volver a hacer estas dos tareas domésticas, que están entre las más odiadas, llega Foldimate. Se ha presentado en la feria tecnológica CES de Las Vegas y promete doblar y hasta planchar sus prendas en menos de cuatro segundos. Eso sí, deshacerse de estas tediosas obligaciones tiene un precio.

Una casa repleta de robots que se encarguen de hacer las labores domésticas empieza a no ser ciencia ficción. La firma estadounidense Foldimate acaba de presentar en la feria tecnológica CES de Las Vegas su primera dobladora de ropa que saldrá definitivamente al mercado en 2019. Ya presentó un prototipo que también planchaba en 2017 y llevaban investigando desde 2016 pero ahora ya es una realidad a punto de confirmarse: se admiten las primeras reservas por un precio de unos 820 euros, más impuestos, gastos de envío y un depósito de 85 dólares, aunque de momento, sólo se aceptan pedidos de Estados Unidos.

Tarda una media de cuatro segundos en doblar cada prenda.

Facilitar las tareas domésticas es una obsesión para muchas familias que, según últimos estudios, pasan un mínimo de 6 a 9 horas a la semana limpiando. Foldimate, tras varios años de investigación con expertos en robótica, quiere ayudar en las labores del hogar y más concretamente en el doblado de ropa porque, según sus cifras: 750 días de su vida invierte una persona en lavar ropa y 375 son exclusivamente para doblarla. Un año, ni más ni menos.

Visto así, asusta e inmediatamente te lleva a plantearte, como asunto vital, comprar una Foldimate, aunque cueste más de 800 euros. La inversión vale la pena para no perder un año de tu vida en una actividad que no suele aportar alegrías. Además, su funcionamiento es muy sencillo: la ropa se va introduciendo en la máquina por la parte superior y una vez dentro, una cinta transportadora se encarga de moverla, mientras unos brazos robóticos van doblando las prendas, colocándolas en las bandejas de salida ubicadas en la parte inferior. No hay límite de prendas, aunque hay que ir recogiéndolas para que siga funcionando. La ropa sale prácticamente planchada porque utiliza vapor para disminuir al máximo las arrugas y suave porque también añade acondicionador, con el perfume que queramos. El único “pero” es que no puede doblar ni ropa excesivamente grande, como sábanas, ni muy pequeña, como la interior, calcetines o la de bebé, pero según la firma estadounidense poco a poco irán salvando estos obstáculos.

Cada prenda se dobla en cuatro segundos si no se le añade vapor o perfume; en este caso, se puede demorar unos segundos más por prenda. Para su desarrollo y comercialización, Foldimate ha llegado a un acuerdo con BSH Home Appliances Group, grupo alemán especializado en electrodomésticos de marcas tan importantes como Bosch, Siemens y Balay.

En la feria tecnológica de Las Vegas, donde se presentó, se habló de un inconveniente: el espacio que ocupa. Quizá demasiado grande. La máquina mide 1,25 m de alto, 70cm de profundidad y 60 cm de ancho; superando las medidas que suelen ocupar los electrodomésticos convencionales de esta categoría.

Hasta que se pueda comercializar en España, te proponemos otra solución más económica para facilitarte esta labor

https://www.decomprasbbva.com/cepillo-vapor-rowenta-access-steam-dr8095d1.html

 

Fuentes: expansion.com

Dejar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.