Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Las cámaras que vigilan el uso del cinturón ya han empezado multar

Las cámaras que vigilan el uso del cinturón ya han empezado multar

Las 50 cámaras de la DGT instaladas en las carreteras para vigilar el uso del cinturón de seguridad ya ha comenzado a multar. Hasta el momento, Tráfico sólo enviaba una carta informativa a los conductores de los vehículos que habían sido captados sin hacer uso del cinturón de seguridad.

En estos dos meses que llevan instaladas las primeras cámaras de vigilancia del cinturón –que progresivamente llegarán a 227- se han enviado 331 cartas informativas a los conductores que han sido captados sin cinturón. Desde la DGT afirman que sólo se envían las fotos que no ofrecen duda sobre el no uso de dicho dispositivo.

Así, las imágenes captadas por la cámara son enviadas diariamente al Centro de Tratamiento de Denuncias Automatizadas de León, en donde, en un primer momento, un software diseñado específicamente para ello revisará cada una de las fotografías, monitorizando automáticamente, mediante visión artificial, el uso de este elemento de seguridad. El propio software es el que descarta las fotos en las que detecte que el conductor sí está usando el cinturón.

Después llega el visionado manual en donde se descartan las que ofrecen dudas. En caso de ser evidente que el conductor no lleva el cinturón de seguridad puesto, se envía a la Jefatura de Tráfico correspondiente, donde se vuelve a revisar, y en caso de confirmarlo, se inicia el procedimiento sancionador. Desde Tráfico afirman que en caso de que aparezca un copiloto en la imagen, se le pixela la cara para que dicha persona no sea identificada.

Es el titular del vehículo quien tiene obligación de identificar al conductor que aparece en las fotografías mediante un requerimiento. Una vez identificado, se le envía la denuncia que conlleva 200 euros de sanción y la detracción de 3 puntos del permiso de conducir.

¿Y si el propietario no identifica al conductor? En este caso se abre un nuevo expediente sancionador contra el propietario por no identificar al conductor. No hacerlo está penado, según la Ley de Seguridad Vial vigente, con una multa que triplica la prevista para la infracción original que la motivó legando al importe de 600 euros.

Fuente: http://www.autopista.es/

 

Dejar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.