Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Las excusas más recurridas para no hacer deporte

Tras Navidad, verano y otras vacaciones, nos embarga un gran entusiasmo por hacer ejercicio que dispara las altas en los gimnasios y las compras de material deportivo. Sin embargo y, según aseguran los expertos, esta fiebre dura poco. En los tres primeros meses de rutina es cuando se producen más abandonos. ¿Quieres saber cuáles son las excusas más utilizadas para no hacer deporte y como revertirlas? De Compras BBVA te las cuenta.

“No tengo tiempo”

La falta de tiempo es la excusa más común. No obstante, si dedicas solo 30 minutos de ejercicio al día mejorarás notablemente tu salud y condición física. Esta duración puedes dividirla en sesiones de diez minutos cada una. Además, puedes tratar de incluir la actividad física en tu rutina: yendo andando o en bici al trabajo, usando escaleras, etc.

“Estoy cansado”

Llegar a casa después del trabajo hace que sea complicado encontrar la motivación para ejercitarte. Además, si partes de un periodo de inactividad, es normal que al principio te canses enseguida. Para ayudarte, alíate con alimentos saludables y llenos de energía, con pocas grases. Come pescado azul, frutos secos, plátanos, aguacates…

“Practicar deporte es caro”

Hay tantas disciplinas para elegir que sus precios también son muy variados. Salir a correr o caminar exigen una pequeña inversión inicial y hacer deporte en casa o apuntarse a un equipo se mueven en un rango intermedio de coste.

“No veo mejoras”

Empezar a ver los resultados de un entrenamiento es un proceso que requiere mucha paciencia y constancia. Es muy probable que no notes nada hasta el tercer-cuarto mes. ¡Date tiempo! Combina tus ejercicios con una dieta saludable y verás los cambios antes de lo que crees.

“No me gusta hacer deporte”

Si el deporte te parece aburrido, quizá no hayas encontrado la actividad que mejor va contigo. Busca tus propias motivaciones. Pueba un deporte en equipo, ejercítate con tu pareja o con un entrenador personal, practica en plena naturaleza. ¡Hay muchas opciones!

“Me da vergüenza ir al gimnasio”

Los complejos y las equivocadas comparaciones con el físico de los demás no deben convertirse en un impedimento. Es más, el deporte ayuda a superar miedos y te hará sentirte mejor contigo mismo. El objetivo no es centrarse en cómo eres y cómo son los demás, sino en lo que puedes conseguir.

“Tengo problemas de salud”

El deporte está relacionado con la mejora de la salud y no al contrario. Consulta a tu médico cuál es el ejercicio adecuado para ti. Seguro que encuentras alguno que se adapte a tus limitaciones.

“No se me da bien el deporte”

Todo es cuestión de práctica. No puedes nacer sabiendo, así como no puedes empezar una actividad siendo profesional. La constancia es lo más importante.

Ya no tienes excusas para no realizar actividad física. Entra en nuestra web y descubre la selección de artículos deportivos que te presentamos para que puedas empezar cuanto antes.

 

Dejar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.