Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Los 30 trucos para ahorrar con el coche

Los 30 trucos para ahorrar con el coche

Hay que hacer muchos malabarismos para poder llegar a fin de mes. El coche es un gasto continuo. Te explicamos cómo reducir sus costes a lo largo de toda su vida útil, sin tener que renunciar al coche.

Ahorra al comprar un coche nuevo

Lo primero es pensar qué tipo de vehículo necesitas. Valora el uso prioritario que se va a dar al vehículo. Puede que cuando vayas al pueblo necesites un maletero gigante para traer todos los frutos.

1. ¿Es ese coche para ti?

En la compra de un coche entra en juego un componente irracional y aspiracional, debes elegir tu vehículo nuevo empleando, además del corazón, el sentido común.

2. Elige el combustible adecuado

Aunque parezca mentira, hasta un 25% de los compradores de diésel no aciertan si atendemos a los factores meramente económicos… y pierden dinero.  Sin querer extendernos demasiado en las bondades de cada combustible, por regla general, si no vas a recorrer más de 20.000 km al año, olvida el diésel. Si quieres más precisión, para saber cuándo compensa, lo ideal es calcular cuánto tardas en amortizar el coche diésel.

Si circulas por ciudad a menudo, valora la compra de un híbrido. Su coste de mantenimiento es inferior al de un vehículo con motor de combustión y también ahorrarás gasolina en los desplazamientos urbanos.

3. Equípalo con cabeza

Existe bastante equipamiento extra que acaba costando dinero. Existen algunos elementos que pueden acabar pasando factura ya que ocasionan gastos a posteriori que, en ocasiones, no hacen demasiada gracia. Entre ellos, las llantas más grandes de aluminio, la tracción total (aumenta la seguridad, pero también el peso del coche y su consumo), la tapicería de cuero o el GPS integrado.

Ojo, tampoco debe ir con el acabado más básico, pues, tal y como veíamos en nuestra guía de equipamiento, si tu coche no cuenta con ciertos elementos, no se vende bien. Nunca ahorres en elementos que afecten a la seguridad. Hay sistemas que desconoce el gran público (como el AEB, LKA, BSM, DDD), innovaciones ya accesibles que habrían salvado la vida a 420 personas en España en 2013.

4. ¿Es el momento óptimo para cambiar de coche?

Si ya tienes un coche, pero requiere de una inversión para ponerlo a punto, es posible que sea mejor apostar por comprar uno nuevo.

5. Vender tu coche por el mejor precio

Las claves para vender un coche se resumen en tres: Destacar sus cualidades, saber localizar posibles clientes y dar seguridad al comprador.

Te aconsejamos vender coche en Internet, es gratis, llegas a una enorme cantidad de personas y permite incluir fotos e información detallada. Es, sin duda, el futuro (aunque hay gente que todavía no se fía).

Ahorra al comprar un coche usado

En numerosas ocasiones, conviene apostar por un coche usado.

6. Investigar por Internet

La búsqueda de coches de segunda mano en Internet es la más eficaz… Y barata. Puedes ver cientos de miles de coches sin tener que desplazarte. Una vez que has encontrado un coche que se adecúa a tu presupuesto y necesidades…

7. Realiza preguntas clave

No dudes en preguntar al vendedor sobre todo lo que se refiera al vehículo en cuestión. Cosas que hay que preguntar: cuántos dueños ha tenido, cómo lo han usado, su historial mecánico, si ha tenido accidentes, cuanto consume… Cualquier información que obtengamos nos puede servir para tomar una decisión en un sentido u otro o para intentar negociar el precio. Este paso es clave para evitar visitas innecesarias.

8. Analizar el coche in situ

Prestando un poco de atención a algunos detalles para comprobar que todos los componentes están en correctas condiciones, elegir un coche de segunda mano puede resultar una buena opción.

9. Realiza tú mismo los trámites

Mucha gente contrata una gestoría para transferir la propiedad de un coche, pero los trámites y documentación para transferir un coche son realmente sencillos. Tan sólo es necesario un contrato de compra/venta, el permiso de circulación, la tarjeta de la ITV y el recibo del último impuesto de matriculación, además de los DNI de comprador y vendedor. Tan solo hay que acudir a la dirección provincial de la DGT, tras pagar una tasa en Hacienda.

Ahorra sin comprar un coche… pero disfrutándolo

10. ¿Y el renting?

Si compras el coche a través de una empresa opta por el renting, ya que podrás desgravarte parte del importe en la declaración a Hacienda. Tiene muchas otras ventajas económicas , si bien hay que tener cuidado al leer la letra pequeña del contrato. Aquí puedes resolver todas tus dudas sobre el renting de coches.

11. Las nuevas fórmulas colaborativas

Si el coche no es imprescindible ¿para qué comprarlo? Siempre puedes alquilar uno o compartirlo (sí, tranquilo, es completamente legal).  También existen ya empresas en Estados Unidos, y varias en España, que promueven este consumo colaborativo de movilidad, que promueven el alquiler entre particulares o compartir gastos en viajes.

Ahorra al financiar el coche

A la hora de comprar un coche, nuevo y usado, debes tener en cuenta, además de qué marca, modelo y motor elegir, cuál es su precio y, sobre todo, cuál es la mejor forma de pagarlo. Para facilitar la compra puedes financiar el coche. Aquí vamos a intentar ayudarte en todo este proceso, explicándote

12. Métodos a tener en cuenta

Pregunta por la financiación en el concesionario. En la actualidad, marcas como Ford, Renault, Hyundai, BMW, etc. ofrecen descuentos adicionales por financiar el coche con ellas. Si el TAE es inferior al 10%, además la oferta de financiación será bastante buena. En DeComprasBBVA te puedes beneficiar de un 3% de bonificación si lo financias con BBVA.

Ahorrar combustible

Se trata de un aspecto básico, uno de los gastos recurrentes, pues tendrás que hacerlo cada vez que quieras utilizar el coche.

13. Dónde repostar

Presta algo de atención a dónde repostas. ¿Sabes que entre las gasolineras más caras y más baratas de España hay una diferencia de más del 20% en el precio? Es muy fácil encontrarlas, pues el propio Ministerio de Industria las recopila en una web. Y, si tienes un smartphone, existen aplicaciones que te indican dónde puedes repostar más barato. En Mas que ir DeCompras te contamos 5 aplicaciones para encontrar gasolina barata.

14. Atención a las ofertas y similares

Hay estaciones de servicio con diferentes programas de fidelización. Desde vales de descuento para futuros repostajes, tarjetas en las que se ahorra para próximas compras, tanto en la propia gasolinera como en establecimientos asociados.

15. Ojo a la presión de los neumáticos

Según un estudio de Michelin, prácticamente la mitad de los conductores españoles circulan con presiones más bajas de lo recomendado, lo que aumenta su consumo… y el riesgo de accidente. Llevar una presión inferior a 0,3 bares a la recomendada por el fabricante puede suponer un aumento del consumo de hasta el 3%.

16. Planifica tus desplazamientos

Tener en cuenta los viajes (de corto y largo recorrido) para evitar rodeos. De este modo evitarás atascos, carreteras en obras y podrás localizar las gasolineras más cercanas a lo largo de tu itinerario.

17. No cojas el coche para todo

Usa el coche con inteligencia… y evita los desplazamientos cortos. Suelen ser trayectos urbanos con constantes detenciones y arrancadas en los que el motor no tiene tiempo de alcanzar su temperatura óptima de funcionamiento. En este entorno un coche puede gastar más de 15 litros de media. Si el trayecto es tan corto que puedes hacerlo andando, ahorrarás dinero y mejorarás tu salud.

Trucos para evitar averías

Aquí vamos a detenernos en los principales fallos que la mayoría comete al conducir:

18. Echa combustible a tiempo

Procura que el coche no circule en reserva, ya que la bomba puede quedar desprotegida.

19. Los frenos, sin abusar

En ciudad o en una retención no aceleres demasiado si sabes que vas a tener que frenar en breve. A la hora de bajar un puerto de montaña introduzca una marcha corta para aprovechar la retención del motor. De esta forma, reducirá el desgaste al que sometes a los discos de freno y las pastillas.

20. Quita el pie del embrague

No desembragues en exceso. Muchos conductores esperan en un semáforo con la primera marcha engranada y el embrague pisado. Otros llevan el pie sobre el pedal en todo momento… Ambas reducen la vida del cojinete del embrague, que podría fallar en menos de 100.000 kilómetros.

21. No juegues con el volante si estás parado

No gires la dirección en parado. Si el coche es muy pesado o tiene unas ruedas muy anchas desgastará la cremallera de la dirección rápidamente y comenzará a notar holguras en el volante al circular a alta velocidad.

22. Limpia el coche

Sin el cuidado y la atención apropiados, incluso la mejor pintura se volverá pálida y descolorida por la acción de contaminantes industriales, del tráfico o la lluvia ácida. Hay situaciones en los que una limpieza es más importante, como cuando se circula por carreteras nevadas en las que hayan utilizado sal para evitar placas de hielo. Y en verano, es clave proteger el coche del sol de forma adecuada.

Un truco más. Si te encuentras obras en la carretera, circular despacio y lo más alejado posible del vehículo precedente. El alquitrán sale realmente mal de la carrocería. Al llegar del viaje, procura limpiar el coche cuánto antes.

Trucos para ahorrar en el taller

Puede que duela gastar dinero en el taller, pero el mantenimiento de tu coche es vital para su longevidad. El mantenimiento regular incluye el cambio de aceite y los filtros, así como los líquidos. Cada fabricante del vehículo especifica una rutina de mantenimiento diferente, que puedes encontrar en el manual del propietario. Un coche fuera de punto puede gastar hasta un 9% más.

23. Aceite de calidad

Si usas el aceite que recomienda su fabricante, el motor funcionará correctamente y consumirá menos. Revisa su nivel cada 1.000 km y sustitúyelo cuando indica el libro de mantenimiento. Así puedes elegir el mejor aceite: estarás alargando la vida del motor de tu coche, su corazón.

24. Descubre el mecánico que hay en ti

Hay operaciones sencillas como sustituir bombillas, cambiar el aceite,  o los filtros, en las que podrás ahorrarte la mano de obra. Hay otras tareas, como sustituir bujías, o incluso un radiador… que quizá deberías dejar en manos de un profesional.

25. Recambios

En este enlace puedes ver la diferencia entre recambio original o de calidad equivalente… No se pierden garantías y cuestan hasta un 25% menos. Puedes solicitar a tu taller que instalen de ese tipo. En elementos que no afectan a la seguridad puedes incluso buscar piezas de desguace en buen estado (hasta un 60% más baratas). Y, por supuesto, hay diversas webs especializadas en la venta de recambios que venden piezas nuevas por Internet con descuentos muy interesantes

Trucos para ahorrar en el seguro del coche

Hay varias pautas que debes seguir:

26. Comparar precios

A la hora de contratar una póliza o de renovar su seguro lo mejor es pedir presupuesto en varias compañías. Para este cometido resulta muy práctico un comparador de seguros en Internet. Ten cuidado, ya que , además del precio, debes comparar las coberturas de las compañías.

27. Adecuar el tipo de póliza

En un coche nuevo tiene sentido contratar un seguro a todo riesgo… Pero cuando el coche tiene más de 8 años… ha perdido hasta el 60% de su valor . Calcula cuándo conviene dejar de contratar un seguro a todo riesgo y busca un buen seguro con franquicia o un seguro a terceros ampliado. Y es que, aunque pudieras creerlo, los seguros a todo riesgo no lo cubren todo. También existen pólizas en función del número de kilómetros que recorras al año que pueden resultar interesantes en algunos casos.

28. Siempre a todo riesgo sí

Si has financiado tu coche, procura tenerlo asegurado a todo riesgo en la medida de tus capacidades económicas. ¿Por qué? Si hay un siniestro total, con la indemnización podrás hacer frente a los pagos pendientes. No es nada agradable estar pagando todavía un producto que no puedes disfrutar.

29. Lo barato puede salir caro

Una póliza a terceros básica no cubre ciertos aspectos. Procura que sea ampliada e incluye coberturas de lunas, incendio y robo. Solamente de este modo tendrás cobertura del Consorcio en caso de riesgo extraordinario (inundaciones, terremotos, atentados…).

30. Sé buen conductor

Las propias compañías están últimamente promocionando productos para los buenos conductores. Lógico, pues eso de que si eres un buen conductor pagarás menos en tu seguro del coche, es completamente cierto. Y, si no te importa darles algunos datos, gracias a la tecnología pueden conocer cómo conduces en cada momento. Estas pólizas son conocidas como los pay as you drive y puedes ahorrarte una buena cantidad de dinero. Eso incluye no mentir… si no declaras a un conductor para evitar subidas en la póliza podrías tener problemas en caso de accidente.

Dejar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.